...

Fecha:

Del 09/05/2018 al 12/05/2018

Espacio

Teatro Lope de Vega

Horario

Miércoles, jueves y viernes: 20:30h

Sábado: 19:30h

Ciclo

Teatro

Entradas

Próximamente

Comparte este contenido

Teatro. “La Dama duende” interpretada por el Centro Nacional de Teatro Clásico

La dramaturga Helena Pimenta dirige la reconocida obra de Calderón de la Barca

La fantasía  nos  libera.  La imaginación  abre  pasadizos  a  nuevas  realidades,  funda nuevos vínculos, nos da nuevos nombres, nos vuelve humanos.  Doña Ángela, una rebelde lúdica de pura estirpe cervantina, arrastra en su ficción a sus hermanos, a su criada, a su amiga, a su galán y al criado de  éste... y a nosotros, los espectadores  que,  siglos  después,  seguimos  sus  deliciosas  aventuras.  Ella  tira  de  los hilos, acierta y se equivoca, duda y se atreve, corre riesgos y asume responsabilidades. Escapa  de  casa  para  vivir  fiestas,  escribe  cartas  seductoras,  atraviesa  alacenas,  fisga maletas,  inventa  fantasmagorías,  finge  y  engaña,  revela  verdades, se  rebela  ante  su condición de enlutada, declara su amor, sus ganas de risa, de farsa, de alegría. En fin, convierte un destino de viuda endeudada en un camino de vida enduendada.

A esta joven dramaturga la rodean los personajes como facetas de un diamante: don Manuel,  atrapado  entre  el  ensueño  caballeresco  y  la  pretensión  pragmática;  Cosme, canalla  gozador  y  crédulo;  don  Juan,  vacilante  entre  su  amor  y  sus  deberes  deprimogenitura; doña Beatriz, cómplice de amor y lances; don Luis, valedor de códigos añejos que solo él tiene por sagrados; Isabel, aliada casi metateatral...  En  esta  precoz  obra  maestra  florece  el  arte  cómico  del  Calderón  más irónico, descarado y fresco; tocadas por la gracia,  escritas a pinceladas cortas y precisas, sus escenas mantienen un delicado equilibrio:  las peripecias amorosas, condicionadas por sutiles  relaciones  familiares;  los  duelos,  persecuciones,  escondites  y  equívocos;  y, como en todas las grandes comedias, la sombra de una tragedia posible: la del honor, que se disuelve en el laberinto de sus rígidas contradicciones.

En esta versión se ha querido respetar la música del verso calderoniano y a la vez facilitar  la  comprensión  de  locuciones  y  giros  hoy  en  desuso,  realizando  numerosas intervenciones léxicas y  sintácticas para que  el espectador actual deguste el  sonido  áureo sin dejar de entender cada parlamento. Además, han entremezclado en la tercera jornada las dos versiones más fidedignas del  texto  original  (que  presentan  notables  diferencias  entre  sí)  para disfrutar  de  lo mejor  de  ambas;  sobre  todo  una  escena  fascinante  que  solo  figura  en  la edición valenciana: ese encuentro nocturno entre don Juan y doña Ángela donde cristaliza  la trama y vibra la poesía de los hondos dramas calderonianos. Diversión preciosa, modelo de comedia, celebración de la fantasía, “La dama duende” es una pieza clave de nuestra herencia literaria, teatral y cultural; una obra maestra que, como su protagonista, nos arrastra a su juego para invitarnos a ser quienes queramos y a inventar nuestro propio destino.