...

Fecha:

Del 05/06/2014 al 08/06/2014

Espacio:

Teatro Lope de Vega

 

Vídeo promocional del espectáculo.

Comparte este contenido

“El pimiento Verdi” de Albert Boadella

Sobre El pimiento Verdi
El pimiento Verdi es una taberna restaurante en la que su propietario, gran aficionado a la zarzuela y las óperas de Verdi, organiza una cena homenaje para celebrar el 200º aniversario del nacimiento del gran compositor italiano. Con el fin de amenizar la velada mediante fragmentos de sus óperas han sido invitados a la cena una soprano y un tenor que son también asiduos clientes del local. Esta intención se frustra una vez iniciado el homenaje lírico, pues otros cantantes presentes en el restaurante muestran explícitamente su desagrado ante la música de Verdi. Los disidentes wagnerianos reclaman homenajear también al compositor alemán cuyo aniversario coincide precisamente con el de Verdi. Con lo cual reivindican a Wagner como un genio más profundo y menos pachanguero que el italiano.

A partir de aquí, se inicia un rifirrafe musical entre los dos bandos aprovechando fragmentos operísticos de ambos compositores. Los dúos, arias o coros, se lanzan como crítica, burla y escarnio hacia el rival. El tono del enfrentamiento se eleva considerablemente cuando aparece la cuestión Nazi-antisemita de Wagner en oposición al Nabucco-sionista de Verdi. Aterrado por el ardor de la pugna, el melómano propietario del restaurante induce a ambas partes a convenir una situación de consenso. El resultado del pacto pasa por improvisar sobre la marcha un típico argumento wagneriano con los personajes más carismáticos de sus óperas, pero expresando las pasiones líricas a través de las partituras de Verdi. Algunos de los fragmentos cantados pertenecen a las óperas El Trovador, La Traviata, Rigoletto, Otello, Nabucco, Aida, La fuerza del destino, Don Carlo, Tristán e Isolda, Tannhäuser, Sigfrido, Lohengrin, Las Walquirias, Parsifal,
entre otros.

Sobre la música de El pimiento Verdi G. VERDI (Le Roncole 1813 - Milán 1901) - R.WAGNER (Leipzig 1813 - Venecia 1883).
“Podría parecer que este duelo musical Wagner-Verdi es un hecho derivado sólo de la casualidad cronológica de haber nacido el mismo año. Tras sumergirnos mínimamente en su historia y su música vemos que hay muchas más razones en las que basarnos. Después de este espectáculo nos gustaría sobre todo que hubiéramos superado los prejuicios de ver a Wagner como "monótono" y a Verdi como "artificioso" y que, sin perjuicio artístico de uno ni otro, hayamos disfrutado con las grandes músicas que compusieron estos maestros. Verdi y Wagner proyectan su sombra sobre la segunda mitad del siglo XIX y abren líneas que llegan hasta nuestros días, con caminos más o menos sinuosos y cuyas evoluciones pueden ser en algunos casos sorprendentes Verdi hereda la tradición italiana de Rossini, Bellini y Donizetti y la sublima restringiendo el uso de los ornamentos y potenciando el aspecto dramático de la música.

La tradición alemana que abraza Wagner, dominante en la música sinfónica, busca sin embargo una identidad propia en la lírica que la diferencia de la escuela italiana, rechazando el belcantismo, creando un nuevo concepto de espectáculo teatral y adentrándose en regiones armónicas y formales que avanzan hacia lo que él llama la melodía continua. Ambos compositores sufrieron los convulsos momentos históricos que les acompañaron - recordemos las unificaciones tanto italiana como alemana- y se convirtieron en estandartes de sus respectivas áreas geográficas y esto, inevitablemente, influyó en sus estilos y composiciones. Pero: ¿acaso no desprenden idéntica comicidad y frescura Meistersinger y Falstaff? ¿O no cuestionan del mismo modo los conceptos más íntimos de la religión Don Carlo y Parsifal?

La dramaturgia de El pimiento Verdi nos ha hecho reflexionar sobre esta complejidad y mezclar los discursos de Wagner y Verdi. Así, el espectador podrá reconocer la eficacia del discurso verdiano del brindis de la Traviata o la sutileza armónica que conduce el Coro de peregrinos de Tannhäuser, pero también la intensa teatralidad del Otello y alguno se sorprenderá al reconocer como familiares los ecos de la Marcha nupcial del Lohengrin. En el desenlace final, una ópera de consenso. De la mano de Albert Boadella la fusión llega a límites que quizá hubiera hecho sonreír a ambos compositores, esperemos”. Pau Guix, ayudante de dirección.

 

FICHA TÉCNICA

 

Dirección artística y dramaturgia - Albert Boadella

 

ELENCO

Sopranos:  

Leonor - María Rey-Joly

Brunilda - Elvia Sánchez

Tenores:    

Roberto - José Manuel Zapata

Sigfrido - Antoni Comas

Barítono:    

Sito - Luis Álvarez

Pianista:      

Fidel - Borja Mariño

Camarero: 

Blas - Jesús Agelet

 

EQUIPO TÉCNICO

Ayte. dirección escena - Pau Guix

Escenografía - Josune Cañas

Iluminación - Bernat Jansà

Regiduría - Mar Equiluz

Vestuario y sastrería - Isabel López

Utilería - Ana María Serpa

Caracterización - Joel Escaño

Asesora artística - Dolors Caminal

Asesor musical - Manuel Coves

Dirección de producción - Leticia Martín

 

 

Precio: De 21,00€ a 4,00€

Horario: 20:30h / Domingo: 19,30 h

Venta de entradas online.

 

La programación podría sufrir modificaciones.